El fallido golpe de Estado en España, del que hoy se cumplen 30 años, sirvió de inspiración para un videojuego, titulado El Golpe, lanzado en 1983 por Software Center para ZX Spectrum. Fue programado en BASIC (ver código fuente).

El protagonista del juego es un pixelado Antonio Tejero, que deberá entrar en el Congreso de los Diputados y capturar a varios líderes políticos, el último de ellos Adolfo Suárez (entonces presidente del Gobierno), para hacerse con el poder… o no…