El 1 de abril de 2004, Google lanzó en fase beta un servicio de correo electrónico que revolucionó la Red: Gmail. Ofrecía por invitación cuentas de correo de 1 GB, algo que mucha gente se tomó a broma por la fecha de su lanzamiento.

Sin embargo, no fue el único servicio de 1 GB que se lanzó aquel año. Spymac lanzó el suyo poco después de Google, la española IntPer hizo lo propio a mediados de abril, y la israelí Walla se sumó en julio. Al ver este panorama, los grandes proveedores de correo electrónico de la época, Yahoo! Mail y Hotmail aumentaron la capacidad de sus cuentas.

Gmail creó polémica en su momento por usar un sistema de publicidad que rastrea palabras de los emails, lo que puede violar la privacidad de los usuarios. De hecho, Microsoft se burla de ello en un anuncio de Office 365 en 2011.

Google tuvo problemas con la marca Gmail, pues la compañía Cencourse, en Florida, ofrecía desde tiempo atrás su servicio GMAIL (Global Mail), y tenía la marca registrada en la Oficina Estadounidense de Patentes y Marcas desde un día antes de que Google lanzara su servicio de correo. Para más inri, también tenían problemas con la marca en Alemania, porque el empresario Daniel Giersch tenía registrada la marca G-mail (Giersch Mail), por lo que Gmail se llamó Google Mail en ese país hasta el 20 de junio de 2012.